Descubre las Garantías que te ofrecemos en Colchones Lémur

¿Cómo ayudamos en Lémur a evitar la plagiocefalia?

La plagiocefalia o el síndrome de la cabecita plana es una deformación craneofacial que afecta, tanto a los bebés recién nacidos como a los bebés de pocos meses de vida que pasan mucho tiempo en una misma postura. 

Según la Asociación Española de Pediatría los bebés deben dormir boca arriba para evitar la muerte súbita del lactante. Esta recomendación ha reducido drásticamente el problema de muerte súbita, pero en cambio, ha aumentado en un mayor porcentaje, la plagiocefalia en los recién nacidos. 

La plagiocefalia no es solo un problema estético, si no se trata, esta puede llegar a presentar problemas futuros en el desarrollo cognitivo de los niños.

Desde Lémur, queremos concienciar y transmitir la importancia que tiene la prevención de la plagiocefalia en los bebés. Desde que nacen, hasta que tienen entre 5 y 6 meses mínimo, periodo en que se puede tratar una plagiocefalia.

Dormir sobre un colchón de cuna Lémur para evitar la plagiocefalia en los bebés

En Lémur nos pusimos a trabajar para diseñar un colchón que fuera el mejor lugar para un bebé. Cómodo, suave, blandito, elaborado con los mejores materiales naturales y que por supuesto, le aportará un sin fin de beneficios durante sus primeros años de vida. Como si no, lo diseñamos inspirándonos en el mejor lugar donde se puede encontrar un bebé, el cuerpo de su mamá.

Colchones de minicuna y cuna de Lémur que corrigen la cabecita plana de tu bebé

Podemos decir que en Lémur hemos desarrollado un colchón de minicuna y un colchón de cuna capaz de ayudar a prevenir y a corregir la plagiocefalia, entre otros beneficios que más adelante os contaremos. 

El núcleo de los colchones Lémur está compuesto por pequeñas pirámides diseñado para que, mientras el bebé está acostado en su cunita y se mueva, vayan cambiando los puntos de presión sobre los que está apoyado. Gracias a la movilidad que tienen estos puntos de presión, conseguimos prevenir las planicies, además de los dolores musculares. Es decir, los colchones Lémur no tienen un núcleo completamente plano que es lo que, si no cambiamos de posición al bebé, les crea las planicies en la cabecita. 

Con este sistema de descanso, aunque el bebé duerma siempre en una misma posición, nunca llegará a tener una deformación en su cabecita. 

colchones Lémur para evitar la plagiocefalia

Desde Lémur queremos dejar claro que no solo aconsejamos dormir sobre un colchón de estas características. Sino que para evitar que a nuestros hijos se les forme una planicie en la cabeza también debemos llevar a cabo una serie de pauta. Como por ejemplo, practicar el porteo, cambiarlo de posición al dormir, no apoyarlo siempre sobre el mismo brazo, jugar con el bebé boca abajo, vigilar la forma de la cabecita…

Somos los únicos en el sector que nos avala un estudio clínico que realizamos en la UCI de neonatos del Hospital Universitario Clínic de Barcelona. Donde no solo demostramos que los colchones Lémur prevenían las posibles deformaciones en la cabecita de los bebés, sino que además, el 97% de los bebés que estaban allí y padecían plagiocefalia, la corrigieron.

¿Cuál es el colchón que mejor se adapta a tu bebé?

Colchones de minicuna para evitar la plagiocefalia

Colchones de cuna para corregir la cabecita plana del bebé

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
0
    0
    Carrito
    Tu carrito esta vacioComprar
    Abrir chat