Descubre las Garantías que te ofrecemos en Colchones Lémur

La música para el descanso del bebé


No podemos negar el poder que tiene la música en las personas y en los bebés no hay excepción que valga. Sin lugar a duda la música influye en el estado de ánimo de las personas. Escuchamos música para meditar, para dormir, para relajarnos… pero también escuchamos musica cuando nos sentimos tristes o contentos.

La música también actúa como herramienta de conexión social, acerca a las personas, las estimula para que bailen y canten.

Todo esto comienza desde que somos bebés, por lo que estimularlos desde una corta edad es recomendable. Aún mejor, es recomendable la música en el descanso del bebé, ya que ayuda a crear una atmósfera tranquila y relajante que favorece sus patrones de sueño. Muchos estudios respaldan esta práctica, por lo que te invitamos a seguir leyendo para descubrir todos los beneficios que puede tener la música para un bebé.

¿Qué impacto tiene la música en los bebés?

La música ofrece muchas cosas a los niños. Estimula las emociones de los bebés de forma que promueve el desarrollo físico, emocional e intelectual. Desde edades tempranas, los bebés son capaces de empezar a aprender sobre el ritmo. A medida que aprende sobre esto, puede desarrollar habilidades motoras a través del uso de instrumentos musicales. Asimismo, los juguetes musicales ayudan al desarrollo de habilidades sociales.

Está demostrado que la música puede favorecer al desarrollo cerebral desde antes del nacimiento. Oír música durante el embarazo no solo tiene efectos relajantes en la mujer, sino que también tiene una influencia positiva en el niño. El bebé es capaz de oír sus primeros sonidos alrededor de las semanas 16 a 18.

La música es particularmente beneficiosa en el área de desarrollo de lenguaje, así como aprender a tocar instrumentos puede mejorar el aprendizaje matemático y hasta el desempeño escolar.

¿Por qué la música ayuda al descanso del bebé?

La música estimula las emociones de los bebés, por lo que es una recomendación popular para relajar a los más pequeños. También puede ser un buen hábito para incorporar en la rutina de sueño. Una canción suave, lenta y repetitiva puede ayudar a disminuir la frecuencia cardíaca del bebé y favorecer una respiración calmada y profunda.

El canto también puede ser beneficioso, ya que una voz familiar con un ritmo agradable lleva a la relajación; además contribuye a fortalecer los vínculos emocionales entre el bebé y su familia. En ocasiones, cantar estas canciones contribuye con la estimulación de otros sentidos en el bebé, ya que mientras se hace, el bebé puede estar siendo suavemente mecido o acunado.

Si el ambiente del hogar es muy ruidoso para el bebé, la música es una buena estrategia para bloquear dichos sonidos. Asimismo, la música para el descanso sirve para crear una rutina al momento de dormir, algo que es esencial para la higiene del sueño del niño a lo largo de su vida.

¿Cómo escoger la música para el descanso del bebé?

A pesar de que la música para el descanso del bebé puede ser una ayuda maravillosa, escoger un tipo de música inadecuado puede traer más dificultades que beneficios en el momento del descanso del bebé. La clave de utilizar música a la hora de dormir es terminar la canción antes de que el niño se haya quedado dormido.

Lo que recomiendan los expertos es música suave con pocos o ningún cambio en el volumen y tempo, ya que cualquiera variación podría estimular al pequeño. Canciones de cuna o la música clásica pueden ser perfectas para este momento.

Otra recomendación es que la música sea simple y fácil de comprender. Cualquier pieza con muchos instrumentos y voces puede confundir al bebé. Algunos padres recomiendan géneros cómo la música clásica.

Afortunadamente, existen listas de reproducción diseñados específicamente para ayudar a dormir a los bebés. Esto facilita mucho el trabajo de los padres y elimina la preocupación de estar escogiendo la música apropiada o no.

¿La música ayuda a que el bebé duerma más?

Todos los padres están interesados en que sus hijos duerman las suficientes horas en la noche, tanto por su propio descanso como por el del niño. Después de todo, el sueño es fundamental para el crecimiento de los seres humanos.

Dado que la música tiene un efecto relajante para el bebé, su uso para dormir puede mejorar la calidad del sueño. Al irse a dormir calmado y cómodo, el bebé puede descansar mejor, tener una noche más tranquila y hasta dormir sin interrupciones ni despertares.

Beneficios de la música para el descanso del bebé

beneficios de la musica para el descanso del bebe colchones lemur

Si todavía tienes dudas acerca de la música para el descanso de los bebés, conocer los beneficios puede terminar de convencerte.

  • Promueve el desarrollo de habilidades de lenguaje: está demostrado que oír música desde la infancia temprana de manera regular tiene un efecto positivo sobre la memoria y el aprendizaje de los niños. Esto se traduce en mejores habilidades de lenguaje, tanto verbales como escritas.
  • Mejora la calidad del sueño: la música relajante y calmada ayuda a que el descanso del bebé sea óptimo. Se ha observado que los bebés que duermen mejor y están bien descansados tienen un mejor crecimiento y desarrollo en comparación con aquellos bebés con patrones de sueño interrumpidos.
  • Puede mejorar la salud mental del bebé: la salud física y mental van de la mano; así como el bebé requiere una nutrición ideal para mantener un buen estado físico, es igual de importante nutrir su salud mental. Escuchar música relajante para descansar promueve la liberación de hormonas que lo hacen sentir bien, las endorfinas. Ellas favorecen la relajación y por ende, la salud mental del bebé.
  • Ayuda a crear una rutina: usar la música para el descanso del bebé también es útil para que éste cree la asociación de los sonidos con la hora de descanso. Las rutinas son muy útiles para ir creando una estructura en la vida de los niños. De esta manera es más sencillo que duerman de manera consistente a la misma hora y durante el mismo tiempo. Esto garantiza que el descanso sea regular y suficiente.
  • También beneficia a los padres: destinar un momento del día y ponerle música al bebé para que descanse también ofrece a los padres un momento de paz y calma. Asimismo, es un momento para compartir con sus hijos y fortalecer el vínculo.
  • Tiene beneficios cognitivos: ponerle música al bebé para dormir puede ayudar a desarrollar su capacidad para reconocer patrones, lo que lleva a una mejor función cognitiva y mejores habilidades para interactuar y aprender del mundo que los rodea.
  • Puede ser de ayuda para reducir el dolor: se han hecho estudios sobre la influencia de la música en niños que están en hospitales y parece ser que con el uso de la música, la frecuencia cardíaca y los niveles de dolor reportados disminuyen.
  • Ayuda al bebé en ambientes nuevos: si se organiza un viaje familiar, llevar la música con la que el bebé duerme regularmente puede ayudarlo a adaptarse al nuevo ambiente. Los bebés son muy sensibles a los cambios y dormir en un lugar desconocido puede hacer más difícil que concilie el sueño. Con su música de siempre, el niño se sentirá más a gusto y se quedará dormido con mayor facilidad, a pesar de los cambios de ambiente y hasta de zona horaria.

¿Que los bebés escuchen música para descansar puede ser malo?

Así como la música relajante para bebés puede ayudar a consolidar una rutina de sueño sana para los niños, se debe usar de forma responsable e informada. En ocasiones puede ser puede ser perjudicial si no se usa correctamente. Al usar música para el descanso del bebé se tiene que evitar que el niño se vuelva dependiente de esto. Al igual que el uso de chupetes para dormir, es posible que los niños no sean capaces de conciliar el sueño sin música y eso es un problema.

Para recién nacidos y bebés pequeños, no representa mucho problema. Es seguro y positivo continuar la música una vez dormido el niño, por lo menos por una hora aproximadamente. Lo importante es que el bebé no se vuelva dependiente de las canciones para dormir, ya que en el momento que no tenga música, le será muy difícil conciliar el sueño. Asimismo, dejar la música sonar toda la noche puede ser perjudicial para el descanso, ya que el cerebro permanece activo recibiendo estímulos y no descansa por completo.

De igual forma, inconvenientes con el nivel del volumen también puede causar disrupción del sueño. La luz de algunos dispositivos para reproducción de música puede contribuir a la vigilia del niño.

¿Qué es el efecto Mozart?

El efecto Mozart se refiere a una teoría científica popular que dice que escuchar las composiciones de Mozart y otras piezas de música clásica, mejora el razonamiento espacial. La mayoría de los estudios para probar esta teoría fueron realizados en niños.

Esta teoría surgió de un experimento realizado en 1993 por la psicóloga Francis Rauscher. Dicho experimento consistió en reproducir una sonata de Mozart por 10 minutos a 36 estudiantes universitarios y posteriormente hacer unas pruebas de razonamiento espacial. Se hizo lo mismo con un grupo que no escuchó la música y al comparar los resultados, el grupo expuesto a la composición de Mozart tuvo mejores resultados.

Sin embargo, los resultados fueron distorsionados por los medios y de allí surgió la falsa creencia que oír a Mozart mejoraba la inteligencia en general. La realidad es que los resultados son controversiales. No obstante, otros científicos han investigado y parece que los niños que están activamente involucrados en la música, como aprender a tocar un instrumento, sí desarrollan mejores habilidades espaciales a largo plazo.

Aunque no hace daño hacer al bebé escuchar Mozart, lo importante es que los padres no hagan que esto interfiera con otras actividades que puedan resultar beneficiosas para el pequeño, como jugar con él u otro tipo de actividad social.

Música vs ruido blanco para descansar

Al buscar información sobre la música para el descanso del bebé, lo más probable es que más de una vez te tropieces con artículos sobre ruido blanco. El ruido blanco es un sonido que contiene todas las frecuencias del espectro audible del ser humano en partes iguales. Algunos ejemplos de ruido blanco son la estática de la radio o televisión sin sintonizar, el zumbido del aire acondicionado o el sonido de un ventilador.

Algunos científicos piensan que el ruido blanco para dormir bebés puede sobreestimular sus cerebros. Es normal que el cerebro busque patrones en los ruidos y el ruido blanco carece de esto. Por este motivo, el ruido blanco puede ser mentalemente agotador para los niños, ya que sus mentes estarán en constante búsqueda de los patrones sin encontrar respuesta.

Debido a esto, algunos expertos recomiendan la música por encima del ruido blanco. Asimismo, no todos los bebés responden positivamente al ruido blanco y en ocasiones el nivel de volumen que se necesita, excede lo recomendable.

¿Cómo incorporar la música para el descanso del bebé?

como incorporar musica para el descanso del bebe colchones lemur

Si quieres utilizar música relajante para tu bebé durante sus descansos pero no sabes cómo empezar, hay algunas recomendaciones a tomar en cuenta para lograrlo de la manera más efectiva posible.

Dispositivos

Lo primero es escoger cómo se reproducirá la música. Los dispositivos por Bluetooth ofrecen la comodidad de tener el control de la música en la palma de la mano de los padres, ya que generalmente están sincronizados con los móviles. Sin embargo, pueden ser un problema si los padres deciden salir por la noche, con sus teléfonos, y dejar a alguien más a cargo del niño.

Música

Es importante recordar que se debe seleccionar música calmada, relajante, sencilla y con pocas variaciones. Algunos conocedores en el área proponen que la música tenga un tempo de 60 pulsaciones por minuto. Se cree que este tempo resulta reconfortante para los niños porque recuerda al ritmo del latido del corazón de su madre.

Volumen

El volumen es un detalle vital de este tema al que se le tiene que prestar atención desde el primer momento. Como es de esperar, hasta la música para bebé más relajante, puede activar a un pequeño sí el volumen es muy elevado; pero más allá de no ayudar al bebé a conciliar el sueño, la música muy alta puede perjudicar la audición del bebé a largo plazo. Por esta razón, hay que ser cuidadoso con el nivel de ruido al que se expone el bebé, especialmente si se hace con frecuencia y por largos períodos de tiempo.

Localización

Este factor está relacionado íntimamente con el volumen. Mientras la fuente de la música esté más alejada del bebé, mayor deberá ser el volumen para que pueda ser escuchada. Lo ideal es ubicar el dispositivo de reproducción a unos metros de la cuna. De esta forma la música no agobia al bebé, pero puede escucharse.

Duración

Como hemos comentado anteriormente no es aconsejable dejar la música sonando toda la noche, por lo que la sugerencia general es ponerla por 30 minutos. Algunos optan por poner música un tiempo antes de acostar propiamente al bebé.  Esto sirve para marcar la pauta de qué es la hora de dormir. Otros, por su parte, ponen la música a sonar cuando el bebé se ha dormido y la dejan por el tiempo mencionado.

De igual forma, algunas personas sugieren que si el ambiente donde está durmiendo el niño está lleno de ruido, dejar la música durante la noche para que opaque ese ruido podría ser beneficioso. De esa forma, disminuye el riesgo de que el niño se despierte por los ruidos externos y si ocurre, el niño puede conciliar el sueño rápidamente, sin ser distraído por el ruido que lo rodea.

¿Lista de reproducción o repetición?

Este detalle ya sería una preferencia individual que puede variar entre bebés. Algunos pueden responder mejor a listas de reproducción con diferentes opciones, mientras que otros se pueden sentir cómodos oyendo la misma canción en repetición. Lo mejor es probar con ambas opciones para decidir cuál ofrece mejores resultados. En ocasiones son los padres los que optan por variar las canciones, ya que oír todas las noches lo mismo puede ser agotador.

¿Cuándo pueden empezar a escuchar los bebés música para descansar?

La música relajante para dormir no tiene edad, puede incorporarse incluso en adultos. Sin embargo, es particularmente útil cuando se le está enseñando a los bebés las rutinas para dormir.

De hecho, según investigadores, aquellos bebés que escucharon repetidamente la misma canción mientras estaban aún en el vientre de su madre, parecen calmarse al oír la misma canción después de haber nacido. Es por esta razón que algunos padres deciden usar esas canciones que los niños escucharon antes de nacer, para dormir. Los bebés ya están familiarizados con la música, por lo que va a generar una sensación de confort y ayudar a su relajación.

¿Todos los bebés disfrutan de la música para el descanso?

Cada bebé puede tener sus gustos únicos e irrepetibles, por lo que quizás la música relajante para dormir no sea del agrado de todos. Algunos padres reportan efectos inmediatos en cuanto se incorpora la música, otros necesitan unas cuantas noches para que el bebé se adapte, pero es normal si no se logra.

A pesar de que la mayoría de los bebés disfrutan la música, algunos pueden sentirse agobiados con el estímulo. También se pueden encontrar casos que lo disfrutan de vez en cuando, por un tiempo limitado. Si el bebé muestra signos de estar hiperestimulado, como llanto prolongado, empujar con sus brazos y piernas, etc, lo mejor puede ser apagar la música.

¿Cantarle al bebé puede ayudarlo a dormir?

Las canciones de cuna cantadas directamente por los padres u otro cuidador son muy famosas. Existe un repertorio amplio y además sirven para crear un momento de conexión muy especial con el bebé.  Además, cantar canciones de cuna también ayuda a consolidar la rutina para acostar al bebé a dormir, justo como la música. Estas canciones son útiles para crear un ambiente relajante y de calma para el bebé.

Es sabido que no todos son cantantes, pero por fortuna no es necesario tener una buena voz para lograr el efecto deseado con las canciones de cuna. El hecho de que los padres tengan control sobre la canción, les permite adaptar canciones favoritas, a las que solo deben hacerles pequeños cambios para convertirlas en canciones de cuna para dormir al bebé. También da la oportunidad de crear canciones propias, especialmente para sus hijos.

Si el bebé se duerme con el canto y se despierta sin él, puede que se altere. Por este motivo, la recomendación es cantar hasta que el niño esté somnoliento.

Resumen Final

Hay incontables factores que pueden interferir en el sueño de un bebé. La salida de un diente, malestar estomacal, regresiones de sueño, el cambio de edad.… Sin importar la causa del insomnio, está demostrado que la música para el descanso del bebé es efectiva.

La música relajante para bebés no solo los ayuda a conciliar el sueño, sino que también trae beneficios para su desarrollo mental, físico y emocional. Una canción suave y tranquila ayudará a que tu bebé se relaje y con el tiempo sabrá que la música es sinónimo de hora de dormir, por lo que ayuda a crear una rutina estable en su vida.

Asimismo, también trae beneficios para los padres. La hora de dormir es un momento para recuperarse de todo lo que ha pasado durante el día y es una gran oportunidad para conectar con tu bebé, bien sea porque también te relaja oír su música o porque de vez en cuando lo ayudas a dormir con una canción de cuna.

Ayuda al descanso de tu bebé con los colchones de minicuna y cuna Lémur

Con los colchones de cuna y minicuna Lémur ayudarás a que tu bebé duerma y descanse mejor:

Colchones de minicuna

Colchones de cuna

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
0
    0
    Carrito
    Tu carrito esta vacioComprar
    Abrir chat