Descubre las Garantías que te ofrecemos en Colchones Lémur

¿Tienes dudas?
Consúltanos por Whatsapp

Colchones de cuna que evitan la plagiocefalia o cabeza plana

Un colchón Lémur es la mejor solución para prevenir la plagiocefalia (cabecita plana) o incluso para corregirla si ya se ha desarrollado.

¿Qué es la plagiocefalia?

Cómo prevenirla, detectarla y qué consecuencias tiene

Hoy en día la plagiocefalia posicional es una de las causas más frecuentes de la asistencia a las consultas de neurocirugía pediátrica, tanto en España, como en todos los países occidentales.

La plagiocefalia, o el síndrome de la cabecita plana, es una deformación craneofacial que afecta tanto a los bebés recién nacidos, prematuros o no, como a los bebés de pocos meses de vida. 

Existen dos tipos de plagiocefalias. La plagiocefalia de carácter externo, producida por fuerzas mecánicas externas que actúan sobre la región posterior del cráneo ya sea en la vida intrauterina o una vez nacido. Y la plagiocefalia de carácter interno, plagiocefalia craneosinostotica, que es debida a factores intrínsecos que afectan a las suturas craneales internas.

Dependiendo de si es una plagiocefalia de carácter externo o de carácter interno se producen por diferentes factores. Por ejemplo, la plagiocefalia de carácter interno se puede producir por embarazos múltiples, anomalías en el útero, macrocefalia, fetos muy grandes, partos en los que se utilizan herramientas…

Y la plagiocefalia de carácter externo se puede producir por el nacimiento de un bebé prematuro, una misma postura durante un tiempo prolongado, utilización constante del carrito en la que el bebé está siempre en la misma posición, una tortícolis…

¿Cómo podemos ayudar a prevenir o corregir la plagiocefalia postural?

  • Cambia al bebé de postura al dormir.

Es muy importante que en cada una de las siesta que hace él bebé está acostado sobre un lado diferente, de esta manera evitaremos que el bebé duerma siempre en una misma posición y esto pueda ocasionar le una planicie en un lado de la cabecita.

  • Hacer piel con piel y practicar el porteo.

Poner al bebé sobre tu cuerpo e ir cambiando el lado sobre el que apoya su cabecita hará que la cabecita quede lo más redondita posible.

Esta práctica además de prevenir la plagiocefalia, tiene muchos otros beneficios como por ejemplo, ayuda a crear más vínculo entre una madre o un padre con su bebé, ayuda a la estimulación de la leche, el estar pegadito al cuerpo de su madre o padre le ayudará a regular la temperatura corporal al bebé…

  • Tener al bebé más tiempo en brazos e ir cambiando lo de brazo sobre el que apoya su cabecita.

Con esta práctica apoyará la cabecita sobre los diferentes lados de manera equitativa. Así también evitamos que los bebés vayan en carros con cabezales muy ajustados y siempre en una misma posición.

  • Practicar Tummy Time. 

Esta práctica hace referencia a un conjunto de actividades cuyo objetivo es evitar que el bebé esté siempre acostado sobre la misma posición. Hay que poner al bebé boca abajo, ya sea sobre el cuerpo de su madre o sobre otra superficie y siempre con supervisión de los padres. 

Esta actividad no solo previene la plagiocefalia sino que hace que los bebés fortalezcan la musculatura del cuello y empiezan a controlar la cabecita, tonifica la musculatura del tronco y las extremidades inferiores, favorece el tránsito intestinal. Esta práctica hay que llevarla a cabo cuando los bebés empiezan a controlar un poco más la cabecita.   

  • Hacer ejercicios de estiramientos. 

Para realizar ejercicios de estiramiento recomendamos acudir a un especialista. En algunos casos, la plagiocefalia viene por que el bebé tiene alguna contractura en el cuello o padece de tortícolis postural y le impide mover bien la cabecita o dormir sobre un lado en concreto. 

  • Utilizar un colchón de cuna o minicuna adecuado, como son los de Lémur. 


¿Cómo podemos detectar la plagiocefalia en bebés?

La plagiocefalia suele ser sencilla de detectar ya no solo por los pediatras sino por los padres.

Podemos observar en los bebés:

  • Aplanamiento de una zona de la cabecita, puede ser lateral como de la parte trasera.
  • Alopecia de la parte aplanada.
  • Si miramos la cabecita del bebé desde arriba, la orejita del lado aplanado suele estar más adelantada que la otra oreja
  • Abombamiento de la región occipital contralateral.

¿La plagiocefalia se puede corregir?

La plagiocefalia se puede corregir siempre y cuando se detecte dentro de los primeros 6 meses de edad del bebé, que es cuando la cabecita es lo suficientemente blandita como para poder corregirla con tiempo. 

Otro factor muy importante dentro de una correcto de plagiocefalia es si es una plagiocefalia postura de carácter externo o de carácter interno. Esto influye mucho en la corrección a tiempo sobre una plagiocefalia. 

¿Qué hay de verdad sobre el cojín mimos?
¿Es necesario comprar un cojín mimos para prevenir la plagiocefalia?

Vamos a partir de la base de que los bebés no necesitan una almohada o un cojín para dormir hasta mínimo los 2 años de edad, porque se podrían hacer daño en el cuello.

En Colchones Lémur recomendamos que los bebés deben dormir desde que nacen en un colchón que ayude a prevenir la plagiocefalia postural, de esta manera, el bebé no necesitaría dormir con un colchón mimos.

Es muy importante que desde bien pequeñitos ya descansen sobre un colchón de estas características aunque además practiquemos actividades para ayudar más aún a prevenir esta patología. 

¿Cómo ayudamos desde colchones Lémur a evitar la plagiocefalia?

Según la Asociación Española de Pediatría, (AEP), los bebés deben dormir boca arriba para evitar la muerte súbita del lactante. Bien es cierto, que esta recomendación ha reducido drásticamente el problema de muerte súbita, pero en cambio, ha hecho que aumente, en un mayor porcentaje, la plagiocefalia en los recién nacidos. 

Aún se cree que la plagiocefalia es solo un problema estético, sin embargo la plagiocefalia posicional puede llegar a presentar problemas en el desarrollo cognitivo de un bebé.

Desde Lémur, queremos concienciar y transmitir la importancia que tiene la prevención de la plagiocefalia en los bebés, desde que nacen, hasta que tienen mínimo entre 5 y 6 meses. 

En Lémur nos pusimos a trabajar para diseñar un colchón que se convirtiera en el mejor lugar de un bebé para dormir y ahí nos dimos cuenta que nos teníamos que inspirar en todos y cada uno de los beneficios que tiene el cuerpo de una mamá para su bebé.

Hemos desarrollado un colchón que es capaz de ayudar a prevenir y corregir la plagiocefalia en los bebés. 

Colchones con sistema anti plagiocefalia

Todos los colchones de cuna de Lémur están compuestos por un núcleo que previene o recupera la plagiocefalia

Los colchones de Lémur tienen un núcleo interior diseñado para que mientras el bebé está acostado en su cunita,  la cabecita del bebé apoye sobre unos puntos de presión que van cambiando, gracias a la movilidad que tienen estos puntos de presión. 

De esta manera prevenimos las deformaciones craneales que se ocasiona por dormir siempre en una misma posición.  Con el colchón Lémur aunque el bebé duerma siempre en una misma posición, es imposible que se le cree una deformación en la cabecita.

En Lémur nos avala un estudio clínico realizado en el Hospital Universitario Clínic de Barcelona, donde se demostró que no solo los colchones de Lémur previenen las posibles deformaciones de la cabecita sino que un 97% de los bebés que han estado allí han corregido la plagiocefalia.

nucleo de colchon de cuna previene plagiocefalia o cabeza plana lemur
colchon de cuna previene plagiocefalia o cabeza plana lemur

Prevención de la plagiocefalia del bebé 

Durante los primeros meses de vida, las cabecita de los bebés es muy blandita y muy susceptible a las deformaciones.

Debemos tener en cuenta que su cabecita sigue formándose una vez el bebé ha nacido y esto es porque los huesos del cráneo tardan un tiempo en endurecerse, por lo que es importante que descansen sobre superficies que les ayuden a desarrollarse adecuadamente.

El diseño del núcleo de nuestros colchones de cuna y colchones de minicuna permite que, aunque tu bebé se mueva o le gusta dormir siempre sobre un lado, su cabecita no se deforme. Incluso con bebés prematuros.

Colchón para corregir la cabeza plana

La gran mayoría de casos de plagiocefalia se pueden corregir hasta los 6 meses de edad sin necesidad de otras terapias o accesorios.

Simplemente el bebé necesita descansar sobre una superficie adecuada, como son los colchones de cuna y colchones de minicuna de Lémur.

De hecho es la solución más segura, ya que el uso de cojines acaban causando tortícolis al bebé.

Ante casos severos, recomendamos acudir a fisioterapeutas especializados y al mismo tiempo utilizar un colchón de cuna o un colchón de minicuna Lémur.

Debemos tener en cuenta que los bebés no necesitan usar almohadas hasta los dos años de edad. 

Colchones recomendados para bebés prematuros 

Los bebés prematuros, al nacer en un estado más temprano de desarrollo, son más susceptibles a padecer alguna deformación en la cabecita.

En el Proyecto Cero Plagiocefalia que desarrollamos junto con el Hospital Clínic de Barcelona, pudimos comprobar que el 97% de los bebés prematuros que descansaban sobre Lémur no padecieron ninguna deformación.

También recomendamos el uso de Lémur en bebés que, debido a un parto instrumentalizado, tienen alguna deformación craneal.

¿Qué colchón Lémur necesitas?

Colchones de minicuna

De 0 a 12 meses

Precios desde 99€

Colchones de cuna

De 0 a 5 años

Precios desde 149€

Colchones infantiles

De 1 a 14 años

Precios desde 279€

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
0
    0
    Carrito
    Tu carrito esta vacioComprar
    Abrir chat