¿Tienes dudas?
Consúltanos por Whatsapp

Colchones de cuna que evitan la plagiocefalia o cabeza plana

Un colchón Lémur es la mejor solución para prevenir la plagiocefalia (cabecita plana) o incluso para corregirla si ya se ha desarrollado.

Colchones con sistema anti plagiocefalia

Todos los colchones de cuna de Lémur están compuestos por un núcleo que previene o recupera la plagiocefalia

Los colchones de Lémur tienen un núcleo interior diseñado para que mientras el bebé está acostado en su cunita,  la cabecita del bebé apoye sobre unos puntos de presión que van cambiando, gracias a la movilidad que tienen estos puntos de presión. 

De esta manera prevenimos las deformaciones craneales que se ocasiona por dormir siempre en una misma posición.  Con el colchón Lémur aunque duerma siempre en una misma posición, la deformación de la cabecita es imposible que ocurra.

En Lémur nos avala un estudio clínico realizado en el Hospital Universitario Clínic de Barcelona, donde se demostró que no solo los colchones de Lémur previenen las posibles deformaciones de la cabecita sino que un 97% de los bebés que han estado allí han corregido la plagiocefalia.

nucleo de colchon de cuna previene plagiocefalia o cabeza plana lemur
colchon de cuna previene plagiocefalia o cabeza plana lemur

Prevención de la plagiocefalia del bebé 

Durante los primeros meses de vida, las cabecita de los bebés es muy blandita y muy susceptible a las deformaciones.

Debemos tener en cuenta que su cabecita sigue formándose una vez el bebé ha nacido y esto es porque los huesos del cráneo tardan un tiempo en endurecerse, por lo que es importante que descansen sobre superficies que les ayuden a desarrollarse adecuadamente.

El diseño del núcleo de nuestros colchones de cuna y colchones de minicuna permite que, aunque tu bebé se mueva o le gusta dormir siempre sobre un lado, su cabecita no se deforme. Incluso con bebés prematuros.

Colchón para corregir la cabeza plana

La gran mayoría de casos de plagiocefalia se pueden corregir hasta los 6 meses de edad sin necesidad de otras terapias o accesorios.

Simplemente el bebé necesita descansar sobre una superficie adecuada, como son los colchones de cuna y colchones de minicuna de Lémur.

De hecho es la solución más segura, ya que el uso de cojines acaban causando tortícolis al bebé.

Ante casos severos, recomendamos acudir a fisioterapeutas especializados y al mismo tiempo utilizar un colchón de cuna o un colchón de minicuna Lémur.

Debemos tener en cuenta que los bebés no necesitan usar almohadas hasta los dos años de edad. 

Colchones recomendados para bebés prematuros 

Los bebés prematuros, al nacer en un estado más temprano de desarrollo, son más susceptibles a padecer alguna deformación en la cabecita.

En el Proyecto Cero Plagiocefalia que desarrollamos junto con el Hospital Clínic de Barcelona, pudimos comprobar que el 97% de los bebés prematuros que descansaban sobre Lémur no padecieron ninguna deformación.

También recomendamos el uso de Lémur en bebés que, debido a un parto instrumentalizado, tienen alguna deformación craneal.

¿Qué colchón Lémur necesitas?

Colchones de minicuna

De 0 a 12 meses

Precios desde 99€

Colchones de cuna

De 0 a 5 años

Precios desde 149€

Colchones infantiles

De 1 a 14 años

Precios desde 279€

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
Abrir chat